Cómo reconocer un problema de adicción a las drogas

Tomar drogas por primera vez es un acto voluntario. Sin embargo, según se sigue consumiendo dicha sustancia, el cuerpo y la mente comienzan a generar cierta dependencia, lo que provoca que cuánto más se consuma, más cantidad se requiera para llegar al mismo estado.

Tomar drogas por primera vez es un acto voluntario. Sin embargo, según se sigue consumiendo dicha sustancia, el cuerpo y la mente comienzan a generar cierta dependencia, lo que provoca que cuánto más se consuma, más cantidad se requiera para llegar al mismo estado.

Esto promueve que el adicto se centré en la cadena de acciones que le lleven a tomar más droga y a usarla para paliar las consecuencias negativas de la vida, además de las que la misma sustancia le genera, llegando incluso a tomar como válidos ciertos comportamientos que hasta entonces no lo eran.

Reconocer un problema con las drogas no es sencillo y pueden pasar años hasta que el afectado logré atisbar el grado de su adicción. Muchas veces, el adicto tiende al autoengaño y logra ocultar a los demás los aspectos negativos de su consumo. Es cuando se toca fondo cuando se visibiliza el problema y se busca ayuda.

¿Qué es ser adicto a las drogas?

La Sociedad Estadounidense de Medicina de la Adicción (ASAM) define la adicción como una enfermedad cerebral compleja, crónica y que involucra tanto los circuitos cerebrales como los comportamientos disfuncionales. La adicción es una enfermedad que afecta la salud física y emocional de una persona, así como a sus relaciones interpersonales con familiares y amigos.

A menudo, se confunde la dependencia física y química de las drogas con la adicción. No obstante, una persona puede volverse dependiente de una sustancia sin ser adicta a ella.

Te puede interesar:  ¿Qué son las benzodiacepinas?

Cuando se introducen en el cuerpo drogas que alteran el funcionamiento normal de la mente, se producen cambios en el cerebro y su composición química (ciertos transmisores químicos se ven afectados). Estos mensajeros químicos, o neurotransmisores, son los que le dicen a una persona cómo sentirse. Al estar alterados, afectan al comportamiento del consumidor.

Por ejemplo, la mayoría de las drogas actúan sobre los centros de placer y recompensa del cerebro. Los niveles de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina aumentan, produciendo el “subidón” deseado. Con la toma de drogas, las inhibiciones se reducen (aumenta la sociabilidad y la capacidad de tomar decisiones se ve afectada). Por ejemplo, los adictos se exponen a más situaciones peligrosas que el resto de personas, como conducir bajo los efectos de diversas sustancias.

Uso, abuso y dependencia a las drogas

No todas las personas que toman drogas son adictos. Los expertos en la materia plantean tres escenarios para responder a la pregunta:

Uso: Es la relación con la sustancia que por su frecuencia, cantidad o situación en la que se toma, no repercute directamente sobre la persona. Suelen ser los primeros contactos con la sustancia.

Abuso: Es la relación con la sustancia que bien por su frecuencia, cantidad o situación, produce consecuencias negativas visibles sobre la persona y su entorno. Se establece un método de consumo y aumenta la frecuencia y cantidad.

Dependencia: El consumo pasa a ser regular. La persona necesita consumir para afrontar los eventos de la vida. En este escenario, el adicto puede llegar a intentar dejar de tomar la sustancia con poco éxito y consume siendo consciente de los problemas que le genera la droga.

Te puede interesar:  La distorsión mental de las drogas, por un adicto en recuperación

10 Señales que alertan de un problema de adicción a las drogas

A largo plazo, la adicción a cualquier tipo de droga suele ser perfectamente visible. En cambio, en los primeros estadios de la enfermedad, las conductas disfuncionales pueden ser muy sutiles. Estas 10 señales pueden ayudarte a conocer si tienes un problema de adicción a las drogas.

  1. Uso de la sustancia a solas
  2. Consumir para afrontar las crisis
  3. Usar sustancias para socializar
  4. Pérdida de responsabilidad en el trabajo o con la familia
  5. Descuido del aspecto físico y de la higiene
  6. Cambios de humor
  7. Mentir con frecuencia
  8. Necesidad de evasión
  9. Conductas compulsivas
  10. Irritación constante

En Iddem tratamiento de adicciones en Madrid somos conscientes de lo complicado que es enfrentarse a una adicción. Entendemos que cada paciente es un mundo y por eso adecuamos nuestro tratamiento a cada situación. Hemos ayudado a muchas personas a recuperar su vida. ¡Da el paso y recupera la tuya!

adiccion a las drogas

La distorsión mental de las drogas, por un adicto en recuperación

El problema de una adicción a las drogas no es solo los daños que ocasiona en el propio cuerpo, en el entorno, en la familia y amigos, en el trabajo, o en las relaciones sociales, sino en la mente, en la forma de percibir el mundo. Todas las adicciones traen consigo un lavado de cerebro

Adicción a los videojuegos: síntomas y tratamiento

La adicción a los videojuegos es el deseo irrefrenable de querer jugar en todo momento, independiente de si es una consola (XBOX, PlayStation, etc.), un ordenador o un teléfono móvil. Es una adicción sin sustancia, como la ludopatía, pero no por ello menos dañina. De hecho, cada vez más personas hacen un mal uso de

Cómo ayudar a mi hijo adicto a las drogas

Reconocer un problema es el primer paso para solucionarlo. En el caso de las adicciones, no podría ser más cierto. Sin embargo, es muy difícil darse cuenta de que se tiene una adicción cuando se está inmerso en una. Se produce un lavado de cerebro para obviar los efectos negativos del consumo con el fin

Solicita Tu Cita Sin Compromiso

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. Tendremos una cita gratuita y sin compromiso donde te informaremos de las posibilidades de tratamiento y diseñaremos un plan a medida adecuado a tus necesidades y circunstancias
Cookie Consent with Real Cookie Banner